La basílica de Fourvière es un conjunto patrimonial y turístico de primer orden, declarado Monumento Histórico y declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Continuamente se están llevando a cabo obras relacionadas con la restauración y la consolidación de la basílica y los edificios adyacentes. Estas obras han permitido en estos últimos años detener los deterioros más acuciantes, preservar la calidad y la seguridad del santuario y contribuir a su mejora.

Las obras han sido posibles gracias a la participación del Estado, la ciudad y el Consejo General, así como de las donaciones y legados de particulares.

  • 1996: restauración de las fachadas de la basílica y de los mosaicos interiores.
  • 2005: instalación de una calefacción nueva en la basílica.
  • 2007-2008: restauración de la capilla de la Virgen y de la recepción (700.000 €).
  • 2008 -2009: el cimborrio y la Virgen dorada (1.600.000 €).
  • 2009 -2011: reparación del tejado, la estructura de la basílica y la cubierta de las torres, y protección contra los rayos (2.900.000 €).
  • 2011: escalera del “Grand Degré” de la entrada a la basílica (215.000 €).
  • 2012: restauración de las bóvedas y los mosaicos del techo (1.200.000 €).
  • 2012 -2013: electricidad e iluminación de la basílica (660.000 €).
  • 2013: tejado de los edificios “intermedios”, entre la basílica y la capilla de la Virgen (190.000 €).
  • 2014 -2015: renovación del frontón (700.000 €).

Una nueva meta para Fourvière

Actualmente, la meta de Fourvière es más global e implica a todo el sitio en una dinámica nueva de acogida y desarrollo, a la altura de los retos, a la altura de Fourvière. El objetivo es adaptar el sitio para servir mejor a los peregrinos, a los turistas, a los grupos, etc.

  • Acoger a más, acoger mejor: Fourvière es un lugar abierto a todos. Es indispensable mejorar la calidad de la acogida de los diferentes públicos, tanto los peregrinos como los visitantes, los turistas, los jóvenes, las familias… Esto requiere la creación de salas funcionales de recepción y reuniones, la mejora de las visitas guiadas, la modernización de los soportes de presentación (vídeo, comunicación multilingüe), varios espacios de restauración, servicios, tiendas…
  • Convertir al sitio monumental en un lugar más accesible y más acogedor: se trata de facilitar el acceso, replantear el estacionamiento y la señalización y ofrecer recorridos que muestren todos los tesoros de Fourvière. El objetivo es convertir Fourvière en un lugar aún más vivo y alegre donde se organicen numerosos acontecimientos durante todo el año, y no solamente el 8 de septiembre y el 8 de diciembre.
  • Realizar las renovaciones imprescindibles: se trata de continuar manteniendo y embelleciendo la basílica, pero sobre todo de renovar en profundidad los demás edificios, en particular la casa cuadrada que acoge el museo, el fondo de archivos, las oficinas de la fundación y la secretaria del santuario. Las adaptaciones conforme a las normas de seguridad y accesibilidad también son múltiples e indispensables. Por otra parte, se hará especial hincapié en la renovación del museo, que se convertirá en un equipamiento cultural digno del sitio, que incluya espacios para exposiciones permanentes y temporales acogedores, funcionales y atractivos.

Financiación del proyecto

Este proyecto requiere inversiones importantes, estimadas en torno a los 16 millones de euros en 5 años (2014-2018). El presupuesto de funcionamiento procederá de los ingresos de los visitantes, las tiendas, los restaurantes, las entradas del museo…

La diócesis de Lyon, las administraciones e instituciones locales (ciudad de Lyon, Consejo General, Dirección General de Asuntos Culturales) también participarán en su financiación.

Pero el éxito dependerá también de la generosidad de todas esas personas, particulares y empresas, que, al igual que los primeros constructores hace 150 años, aportaron su grano de arena a la construcción de esta nueva etapa Fourvière.