Fourvière en la historia

Desde la más lejana antigüedad, la colina de Fourvière (la colina que reza) es un lugar importante de la vida espiritual y cultural de Lyon.

Fue en Fourvière, lugar del martirio de San Potino, donde los primeros cristianos manifestaron su fe, poniéndose desde el origen bajo la protección de María.

En la Edad Media (1192) se edificó una iglesia en la colina en honor a la Virgen María y a Santo Tomás de Canterbury.

La capilla, destruida durante las guerras de religión, fue reconstruida en 1586.

Es sobre todo a través de los votos, oraciones de petición de protección dirigidas a María, como se establece un vínculo especial entre la ciudad y la colina.

1638

Cuando una grave epidemia de escorbuto afecta a los niños de la ciudad y parece que no se puede hacer nada para frenar la enfermedad, se decide subir en procesión a Fourvière. Progresivamente, la enfermedad retrocede y desaparece. Nunca volvió a Lyon.

1643

Voeu échevins 2La peste causa estragos en Europa. Los escabinos (altos cargos municipales) se comprometen a subir a Fourvière y ofrecer un escudo y una vela cada año si Lyon se salva. La tradición sigue vigente cada 8 de septiembre.

1832

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl cólera llega a los departamentos vecinos y amenaza la ciudad. El arzobispo ordena la celebración de oraciones públicas. Al escapar de nuevo de una epidemia, los lioneses muestran su agradecimiento a María elaborando un inmenso lienzo (el “tableau d’Orsel”), que se puede ver actualmente al fondo de la basílica.

1852

vierge doréeSe corona el campanario de la capilla de la Virgen con una estatua de bronce para agradecer a María su protección maternal. La inauguración, trasladada del 8 de septiembre al 8 de diciembre debido a las inundaciones, se vio deslucida por una violenta tormenta. Los fuegos artificiales previstos se mojaron y tuvieron que ser suspendidos. Pero el tiempo se calmó y los lioneses iluminaron espontáneamente la ciudad colocando farolillos en sus ventanas. Esta improvisada fiesta adquirió un brillo particular dos años más tarde, cuando se proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción. Actualmente, cada 8 de diciembre sigue celebrándose una gran procesión de la catedral de Saint Jean a la basílica de Fourvière, y al caer la noche los católicos iluminan sus ventanas con lamparillas. Desde hace algunos años, la ciudad de Lyon organiza en este período la “fiesta de las luces”, que reúne a 4 millones de personas en Lyon durante cuatro días.

1870

La guerra causa estragos. Los prusianos amenazan con invadir la ciudad. Los lioneses prometen levantar una gran iglesia en honor a María si la ciudad se salva de la guerra. En 1872 comienzan las obras. La iglesia se consagra el 16 de junio de 1896 y se proclama basílica el 16 de marzo de 1897.

Fourvière en la actualidad

Más de dos millones de visitantes “suben” cada año a Fourvière, desde donde descubren una panorámica única que abarca desde Lyon al Mont Blanc. Esta afluencia de visitantes convierte a Fourvière en uno de los santuarios y sitios turísticos más frecuentados de Francia. La basílica forma parte del sitio histórico de Lyon declarado patrimonio mundial de la UNESCO. Está declarada Monumento Histórico.

La basílica de Fourvière es propiedad de la Fundación Fourvière, una fundación reconocida de utilidad pública que se encarga de su gestión, mantenimiento y promoción. Entre los miembros del consejo de administración de la fundación figuran el arzobispo de Lyon, el alcalde de la ciudad, el presidente del Consejo General del Ródano y el prefecto de la región de Ródano-Alpes.

La basílica de Fourvière, santuario y lugar de peregrinación, también es un centro de cultura.

Cada año se celebran varios conciertos de música sacra o clásica en la cripta de Fourvière.

También se dan conferencias abiertas al gran público tanto sobre temas espirituales, culturales o históricos.